Introducción a la frecuencia respiratoria

¿Te gustaría saber más sobre tu frecuencia respiratoria en Oura? En este artículo, veremos cómo mide Oura esta métrica, te ofreceremos sugerencias sobre cómo interpretar los cambios en tu frecuencia respiratoria y hablaremos de la precisión de nuestro método.

Cómo mide Oura la frecuencia respiratoria Icon_Lungs.png

La frecuencia respiratoria que se muestra en la aplicación Oura indica el número de respiraciones por minuto que has realizado, de media, durante la noche anterior. Este valor está disponible en la pantalla Disposición Icon_Readiness.png y también en Tendencias Icon_Trends.png

Respiratory_Rate.png

Oura estima la frecuencia respiratoria en reposo a través de los cambios minuto a minuto de tu frecuencia cardíaca nocturna. Este cálculo es posible porque el corazón y los pulmones están estrechamente conectados por un proceso llamado arritmia sinusal respiratoria. Esta relación revela lo siguiente:

 • Al inspirar, la frecuencia cardíaca aumenta.

 • Al exhalar, la frecuencia cardíaca se ralentiza.

Dado que Oura es capaz de medir con precisión la forma de onda del pulso producida por cada uno de tus latidos mediante los sensores PPG situados en el interior del anillo, también puede medir correctamente la distancia entre latidos consecutivos en milisegundos. Esta distancia se conoce también como intervalo entre latidos (IBI, por sus siglas en inglés). Si estás familiarizado con la variabilidad de la frecuencia cardíaca (VFC), los IBI son la base de esta variabilidad.

Al trazar los valores del IBI a lo largo de una noche, se creará gradualmente un patrón de "aumento y disminución".

16872622-371E-479E-8BE8-CD0986314EC7_1_201_a.jpeg

En contraposición a la relación de arritmia sinusal respiratoria descrita anteriormente, si observas que los valores de IBI disminuyen, esto indica que estás inspirando. Cuando ves que los valores de IBI aumentan, esto indica que estás exhalando. Cada aumento y disminución que se presenta conjuntamente en el mapa visual de los valores de IBI equivale a una respiración (estos aparecen visualmente como "picos", similares a las cimas de las montañas). Dado que cada "pico" en el mapa representa una respiración, al medir el número de veces que se produce este patrón cada minuto a lo largo de la noche podemos determinar tu frecuencia respiratoria media.

Cómo interpretar tu frecuencia respiratoria

La frecuencia respiratoria media de los adultos sanos es de 12 a 20 respiraciones por minuto. Los cambios en la frecuencia respiratoria media suelen ser bastante insignificantes de una noche a otra (entre 1 y 2 respiraciones por minuto). Esto se debe a que la cantidad de oxígeno que necesitas en reposo es probable que se mantenga constante, lo que hace que la frecuencia respiratoria sea una métrica muy estable. Una desviación de la frecuencia respiratoria superior a dos respiraciones por minuto con respecto a la media (como se muestra en el ejemplo siguiente) es una señal a la que merece la pena prestar atención.

_1_2__Respiratory_rate_Trends.png

Es importante tener en cuenta que la frecuencia respiratoria es individual, lo que significa que solo debes comparar los cambios en relación con tu valor de referencia y no con los datos de otras personas. Conocer tu frecuencia respiratoria media, así como tus fluctuaciones típicas dentro de Oura, puede ayudarte a estar atento a cuando un cambio se sale de tus valores normales.

Si tu frecuencia respiratoria es elevada en relación con tu nivel de referencia, puede ser un signo de que tu cuerpo está en tensión.

Considera las siguientes como posibles causas de un aumento de la frecuencia respiratoria:

 • Lucha contra una enfermedad: es probable que la frecuencia respiratoria aumente con el aumento de la frecuencia cardíaca en reposo y la disminución de la variabilidad de la frecuencia cardíaca cuando estás enfermo. En el caso de que estés luchando contra una infección de las vías respiratorias (por ejemplo, una bronquitis), el aumento de la frecuencia respiratoria tiene que ver con el daño a corto plazo producido en el interior de los pulmones. Dado que este tipo de infecciones suelen afectar a las células en las que se produce el intercambio de gases entre el aire y los pulmones, el proceso de intercambio de oxígeno y CO2 será naturalmente menos eficiente en estas circunstancias. Esto da lugar a una frecuencia respiratoria elevada para compensar la diferencia.

 • Calidad del aire o altitud: si la calidad del aire es inferior, es probable que tu cuerpo tenga que esforzarse más para suministrar a tu sistema la misma cantidad de oxígeno necesaria para sobrevivir. Esto se debe a que cada respiración no está obteniendo la misma cantidad de oxígeno que normalmente obtendría en un ambiente con una calidad de aire superior, lo que se traduce en más respiraciones por minuto para mantener el sistema. Del mismo modo, dado que el contenido de oxígeno del aire a mayor altitud es menor, la frecuencia respiratoria aumentará de forma natural a medida que se asciende, ya que el cuerpo obtiene menos oxígeno por respiración.

 • Problemas respiratorios a largo plazo: los ronquidos fuertes, la tos y el exceso de movimiento pueden interferir con el aumento y la disminución constantes de los intervalos entre latidos que se utilizan para estimar la frecuencia respiratoria. Esto puede dar lugar a variaciones ocasionales en tus datos, especialmente si alguna de las circunstancias indicadas anteriormente te afecta con mayor frecuencia.

 • Ejercicio intenso: el ejercicio intenso concentrado en la resistencia muscular o la capacidad anaeróbica (por ejemplo, el entrenamiento HIIT), puede hacer que la frecuencia respiratoria se mantenga elevada durante aproximadamente 20-40 minutos después de finalizar el entrenamiento. Tenlo en cuenta sobre todo si tienes previsto hacer un entrenamiento exigente a última hora del día antes de acostarte.

 • Ansiedad: los patrones de respiración rápida e irregular se asocian a un aumento de la ansiedad.

 • Cambios hormonales: las mujeres tienden a presentar una mayor variación en su frecuencia respiratoria, ya que los cambios en la misma están relacionados con las fases del ciclo menstrual. La respiración es más lenta al principio del ciclo (fase folicular) y se acelera hacia el final (fase lútea).

 • Temperatura de la habitación mientras duermes: si duermes en un dormitorio en el que hace calor o frío durante la noche, es posible que veas cambios en tu frecuencia respiratoria, ya que tu cuerpo trabaja más para compensar estas temperaturas extremas. Es probable que observes ligeros aumentos de la frecuencia respiratoria en ambos casos.

Precisión de la frecuencia respiratoria de Oura

En un análisis realizado en nombre de nuestro equipo de ciencia de datos que comparó la métrica de la frecuencia respiratoria derivada de la fotopletismografía (PPG) de Oura con un método derivado del electrocardiograma (ECG), el anillo de Oura demostró tener una precisión de 1 respiración por minuto durante toda la noche.

Un electrocardiograma es una prueba realizada en un entorno médico que mide la actividad eléctrica del corazón. Dado que la respiración es difícil de medir sin herramientas invasivas, la frecuencia respiratoria derivada del ECG es una práctica consolidada que se ha utilizado habitualmente y se ha identificado como sumamente fiable en entornos de investigación médica.

Los resultados del estudio se mantuvieron en toda la gama de frecuencias respiratorias, desde las altas (>20) hasta las bajas (<14), observadas en el grupo de 43 adultos jóvenes y sanos, lo que confirma que el anillo Oura es una herramienta válida para medir la frecuencia respiratoria nocturna media, al igual que el método derivado del ECG.

Aquí encontrarás más información sobre el estudio realizado con la Duke NUS Medical School y la National University of Singapor.

¿Fue útil este artículo? Usuarios a los que les pareció útil: 100 de 113
¿Tienes más preguntas? Envía una solicitud desde aquí.
Volver al principio